Alimentos anti estrés

El estrés es una situación prolongada de alerta en el organismo por lo que produce un consumo mayor de ciertos nutrientes que es necesario compensar con la alimentación.

Nutrientes necesarios: Las vitaminas A, D, C y el grupo B tiene un efecto beneficioso para el sistema nervioso. La E, y algunos minerales como el Potasio, Calcio, Fósforo, Hierro, Cobre o Magnesio son tranquilizantes naturales.

 

A continuación detallo una lista de alimentos recomendables, de fácil consumo:

 

  • Plátano: Su alto contenido en Potasio permite relajar el sistema neuromuscular, favoreciendo su normal funcionamiento. Por ser rico en hidratos de carbono es un excelente alimento para calmar la ansiedad y aliviar el estrés. Es uno de los alimentos más útiles para el sistema nervioso. Incluye vitamina A en grandes cantidades, todas las vitaminas del complejo B y con un solo plátano obtienes 1/5 de todas tus necesidades diarias de vitamina C. Es una reserva de minerales (Hierro, Calcio, Potasio, Cobre y Magnesio). Además es un buen alimento para las úlceras y se digiere con facilidad.

 

  • Frutos secos: Son muy ricos en Calcio, Magnesio, Potasio, Hierro y Fósforo, además en vitaminas E, A y B. Ayudan a disminuir el colesterol, por lo que son considerados protectores del sistema cardiovascular y del sistema nervioso.

 

  • Leche: Los lácteos tienen un gran poder relajante en el organismo. Un vaso de leche caliente con miel es una de las mejores fórmulas para facilitar el sueño, ya no solo por su contenido nutritivo sino por el componente de calor, que ayuda a relajar el estómago, primer órgano que suele acumular tensión en caso de estrés.

 

  • El brécol y las espinacas: Las espinacas son ricas en vitamina A. El brécol en C. Pero igual que los vegetales de hoja verde, contienen cantidades considerables de vitaminas del complejo B, además de Potasio, Calcio, Magnesio, Hierro y Cobre. Mejor poco cocidas que mucho.

 

  • Uvas pasas: Es un alimento delicioso y nutritivo y más baratas que cualquier golosina. Su alto contenido en Hierro, Calcio, Magnesio, Fósforo, Potasio, Cobre, y vitaminas B1 y B6 las convierten en un aliado perfecto para combatir el estrés. Con una pequeña cantidad de pasas obtendrás todos sus nutrientes.

 

  • Infusiones: Existen muchas mezclas relajantes en el mercado, puede variar según la marca, pero suelen llevar Pasiflora, Valeriana, Melisa, Tila, Naranjo, Espino blanco, Amapola… También hay que contar el efecto de ingerir algo cálido que siempre es relajante.

 

Tan importante es lo que nos puede ayudar como lo que NO deberíamos tomar: Cualquier tipo de excitante: cafeína, teína, colas… Aparentemente, parece que dan energía pero lo que hacen es pisar nuestro acelerador interno, empeorando las situaciones de estrés, que hacen aditivas estas sustancias. Mientras, más aceleramos, más gasolina necesitamos, perpetuando el circulo. También es aconsejable usar miel en vez de azúcares refinados, ya que se consideran “ladrones” de vitamina del grupo B y moderar el consumo de sal.

 

Un plátano a media mañana es el mejor bocadillo. Incorporar brécol y espinacas en la comida, un puñadito de frutos secos con uvas pasa de merienda y un vaso de leche con miel para dormir (excepto las intolerancias) puede ayudar a combatir el estrés.

 

No hará que cambie tu circunstancia estresante, pero si te ayudará a llevarla con mayor resistencia.

Recuerda que los primeros medicamentos son: La respiración, el agua y los alimentos. Si además añadimos algunos cambios de actitud, tenemos un tratamiento de lo más completo. También ten presente que a veces puede hacerse necesario algún tipo de fármaco, siempre valorado por un profesional. Lo importante es saber que cuentas con una variedad de herramientas para poder estar mejor.

Comparte:
  • Print
  • Facebook
  • Twitter
  • email
  • LinkedIn
  • PDF

Comenta