Hipnosis Clínica

La hipnosis es una técnica que consigue un estado mental, donde la sugestión se hace fácilmente creíble, como si fuese real. Los parámetros racionales que habitualmente utiliza la mente, pierden, en el trance hipnótico, sus límites de espacio-tiempo.

Sería como en el sueño, donde se puede dar cualquier tipo de realidad.

Son esas sugestiones las que realizan el acto terapéutico en sí. Por eso es muy importante que sea efectuada por un profesional cualificado.

El campo de aplicación es muy amplio, tanto en problemas psicosomáticos, psicológicos, como preparación a intervenciones, mejorar la predisposición ante determinadas situaciones… En todo caso, es el profesional el que decide cuando es aconsejable aplicarla.

Otra aplicación es la autohipnosis, en la que el profesional enseña a que sea la propia persona la que puede inducirse un estado hipnótico y aplicar una sugestión terapéutica, por ejemplo en las adiciones es muy útil.

Se pueden conseguir tres niveles hipnóticos, el primero es un estado de relajación general, progresivamente se va entrando en un estado letárgico y por último el trance hipnótico. En este estado, es en el que se aceptan las sugestiones como hechos reales.

El trance hipnótico es solo un estado que la mente a veces produce espontáneamente. ¿Quién no ha tenido esos momentos en los que, por ejemplo, viendo la televisión de repente se da cuenta de que ha estado ausente?. El hipnotizador induce ese estado para poder efectuar un acto terapéutico.

 hipnosis12

Solo existen dos contraindicaciones absolutas para la hipnosis: la epilepsia y la esquizofrenia.

La hipnosis no es un estado “paranormal”, pero sí que se dan en ocasiones ciertos fenómenos que podrían considerarse así, como por ejemplo en las regresiones puede aparecer xenoglosia (hablar lenguas desconocidas), precognición, telepatía… El porqué ocurre esto, aún es algo que está en estudio y desde luego abre las puertas a muchas reflexiones, es probable que nos hable de hechos que podrían ser capacidades normales de la mente, ya que solo utilizamos una pequeña parte de su potencial.

Comparte:
  • Print
  • Facebook
  • Twitter
  • email
  • LinkedIn
  • PDF

2 Comentarios

  1. Anna Trigo dice:

    Hola Esther. He leído este artículo sobre Hipnosis clínica y veo que pones como ejemplo la regresión.
    Este viernes pasado estuve en una conferencia de psicología espiritual, por Leonard Orr, creador o fundador de ‘rebirthing’ (renacimiento). Me preguntaba si tiene algo que ver, o si son dos cosas distintas.
    Gracias.

  2. esther dice:

    Hola Anna, gustosamente contesto a tu pregunta
    La regresión es una hipnosis en la que se va retrocediendo en el tiempo, pudiendo llegar hasta el claustro materno e incluso a otras vidas. Se busca llegar a la zona de conflicto enquistada en la memoria emocional-energética donde se inicio el proceso, para liberar esa memoria y así poder procesarla de una forma psicológicamente mas sana.
    En el rebirthing es a través de la respiración que se crea ese estado mental apropiado, además de ir liberando parte de esa memoria emocional-energética. De forma paralela se va haciendo también la intervención psicológica, utilizando entre otra cosas frases positivas, que no dejan de ser una forma de autosugestión que van facilitando la liberación completa del conflicto.
    En resumen, sería como coger una autopista o una autovía para llegar a un mismo destino.
    En un artículo próximo, hablaré precisamente de la importancia de la respiración, no solo fisiológicamente hablando sino también como proceso psicodinámico emocional.

Comenta