Hipnosis Clínica

hipnosis, autohipnosis, sofrología, psicoterapia

La mayoría de personas conocen la hipnosis de las películas o la de espectáculo. Esto ha hecho que se hayan creado verdades y falacias respecto a esta técnica. Es cierto que la técnica es la misma pero el propósito es completamente distinto, mientras que una se centra en demostrar el “gran poder del hipnotista” y crear espectáculo, la hipnosis clínica se centra en un acuerdo tácito con un objetivo de salud.

La hipnosis es una técnica, no es una terapia. Lo que se hace durante el trance hipnótico es lo que marca la diferencia, es cuando se aplica la psicoterapia que el profesional considere más adecuada en función del problema a tratar.

La hipnosis es una técnica que consigue un estado mental, donde la sugestión se hace fácilmente creíble, como si fuese real. Los parámetros racionales que habitualmente utiliza la mente, pierden, en el trance hipnótico, sus límites de espacio-tiempo.

Sería similar al sueño, donde se puede dar cualquier tipo de realidad. Este efecto es el que se aprovecha para realizar el acto terapéutico en sí, siendo más fácil instalar y modificar las respuestas biológicas ante los sucesos psicológicos.

El campo de aplicación es muy amplio, tanto en problemas psicosomáticos, psicológicos, como preparación a intervenciones, mejorar la predisposición ante determinadas situaciones… En todo caso, es el profesional el que decide cuando es aconsejable aplicarla.

Otra aplicación importante, es la autohipnosis, en la que el profesional enseña a que sea la propia persona la que puede inducirse un estado hipnótico y aplicar una sugestión terapéutica, por ejemplo en las adiciones es muy útil.

Se pueden conseguir tres niveles hipnóticos, el primero es un estado de relajación general, progresivamente se va entrando en un estado letárgico y por último el trance hipnótico.

El trance hipnótico es solo un estado que la mente a veces produce espontáneamente. ¿Quién no ha tenido esos momentos en los que, por ejemplo, viendo la televisión de repente se da cuenta de que ha estado ausente?. El hipnotizador induce ese estado para poder efectuar un acto terapéutico.

Casos de éxito

Explico algunos casos tratados con hipnosis para que pueda entenderse mejor su utilidad.

Una persona se ponía excesivamente nerviosa ante el examen de conducir, hasta el punto de que temblaba tanto que casi le era imposible coger el volante y la sensación de ansiedad era muy elevada, esto iba en aumento ante cada convocatoria, tanto que en la última no pudo realizar el examen, por lo que decide pedirme ayuda.En estado hipnótico, pudo hacerse una desensibilización sistémica para que la respuesta de ansiedad se minimice y también hacer  lo que en PNL (programación neurolingüística)  o psicológicamente se dice poner un “ancla”, que es asociar un gesto con un gran refuerzo positivo que primero se ha creado y que el estado hipnótico permite hacerlo con mayor potencia ya que queda instalado de forma muy vivencial en el inconsciente.

También le enseño un ejercicio de autohipnosis  que refuerza el anclaje enseñado y la sensación positiva. Con todo esto se consigue minimizar los efectos de la ansiedad y el nerviosismo. Luego el aprobar ya dependerá de su habilidad pero seguro que es mucho mayor estando tranquila. En este caso concreto estuvo muy tranquila y segura durante todo el examen y aprobó.

hipnosis clínica, autohipnosis, sofrología, péndulo

Esta persona tenía que operarse, debido a una enfermedad crónica era la tercera intervención que le hacían en apenas año y medio y desde que lo sabía estaba muy nerviosa; el miedo iba en aumento, no solo temía el entrar en quirófano sino también el postoperatorio ya que la última se complicó un poco. En este caso se hicieron tres sesiones, también aprendió un ejercicio de autohipnosis para reforzar el tratamiento. El estado hipnótico en sí mismo no es terapéutico, la psicoterapia sería muy similar a la que se hace en una consulta normal, lo que cambia es que el organismo responde mejor a la sugestión en ese estado y por tanto facilita los cambios y llegar mejor al objetivo. Está demostrado que a través de la hipnosis no solo se mejora las sensaciones sino que también se favorece la respuesta biológica celular, ayudando en los procesos de cicatrización y regeneración. Es una buena técnica complementaria a cualquier tratamiento en una enfermedad crónica. En este caso el nerviosismo se redujo de manera importante, siendo perfectamente controlable. Durante el preoperatorio y postoperatorio hizo los ejercicios que aprendió, lo que ayudó a una mejor recuperación.

Esta persona tenía una aprensión muy severa a tomar medicamentos, hasta el punto que cuando tenía que darles algún tratamiento a sus hijos lo pasaba realmente mal, sentía un miedo tan elevado que se quedaba bloqueada, solo pensaba en que les pudiera pasar algo malo si lo tomaban, además últimamente se había extendido a la alimentación, empezó por alguna fruta y poco a poco se iban añadiendo más alimentos a tabla de “peligrosos”, esto fue el detonante que le hizo pedir ayuda. Aquí podríamos decir que tenía instalado un “anclaje negativo”, asociar tomar un tratamiento o ciertos alimentos, con -va a pasar algo malo-, los anclajes negativos funcionan igual, solo que en vez de producir calma y confianza en este caso produce todo lo contrario una gran ansiedad. Aquí se necesitaron más sesiones, tuvimos que ir poco a poco, ya que este anclaje se produjo por una experiencia negativa en el pasado. Al final del tratamiento la alimentación se había normalizado por completo y aceptó que los tratamientos eran para hacer bien. Ella misma pudo hacer tratamiento farmacológico durante un tiempo que fue necesario.

hipnosis clínica, autohipnosis, sofrología, mente

Muchos problemas se conciben por una sugestión negativa que creemos con firmeza por lo que el inconsciente responderá de acuerdo a esa creencia, con la hipnosis se trabaja la sugestión positiva, aquella que ayuda a resolver el conflicto.

La mente tiene mucho poder, tanto en positivo como en negativo. Pero la mente se gestiona así por algún motivo, lo importante es aprender a usar esta importante herramienta de forma constructiva en nuestra vida.

Solo existen dos contraindicaciones absolutas para la hipnosis: la epilepsia y la esquizofrenia.

La hipnosis no es un estado “paranormal”, pero sí que se dan en ocasiones ciertos fenómenos que podrían considerarse así, puede aparecer xenoglosia (hablar lenguas desconocidas), precognición, telepatía… El porqué ocurre esto, aún es algo que está en estudio y desde luego abre las puertas a muchas reflexiones, es probable que nos hable de hechos que podrían ser capacidades normales de la mente.

2 thoughts on “Hipnosis Clínica

  • Anna Trigo dice:

    Hola Esther. He leído este artículo sobre Hipnosis clínica y veo que pones como ejemplo la regresión.
    Este viernes pasado estuve en una conferencia de psicología espiritual, por Leonard Orr, creador o fundador de ‘rebirthing’ (renacimiento). Me preguntaba si tiene algo que ver, o si son dos cosas distintas.
    Gracias.

  • esther dice:

    Hola Anna, gustosamente contesto a tu pregunta
    La regresión es una hipnosis en la que se va retrocediendo en el tiempo, pudiendo llegar hasta el claustro materno e incluso a otras vidas. Se busca llegar a la zona de conflicto enquistada en la memoria emocional-energética donde se inicio el proceso, para liberar esa memoria y así poder procesarla de una forma psicológicamente mas sana.
    En el rebirthing es a través de la respiración que se crea ese estado mental apropiado, además de ir liberando parte de esa memoria emocional-energética. De forma paralela se va haciendo también la intervención psicológica, utilizando entre otra cosas frases positivas, que no dejan de ser una forma de autosugestión que van facilitando la liberación completa del conflicto.
    En resumen, sería como coger una autopista o una autovía para llegar a un mismo destino.
    En un artículo próximo, hablaré precisamente de la importancia de la respiración, no solo fisiológicamente hablando sino también como proceso psicodinámico emocional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *