Hipnosis y autohipnosis

En la consulta utilizo distintas técnicas y terapias que a lo largo de mi experiencia he comprobado su eficacia y utilidad. La enseñanza es parte de mi forma habitual de trabajar, ya que creo que es muy importante que la persona aprenda a gestionar mejor su organismo, ya sea en el ámbito psicológico como biológico y la hipnosis es hipnosis clínica1una que utilizo siempre.

La mayoría de personas conocen la hipnosis por las películas o la de espectáculo. Esto ha hecho que se hayan creado verdades y falacias respecto a esta técnica. Es cierto que la técnica es la misma pero el propósito es completamente distinto, mientras que una se centra en demostrar el “gran poder del hipnotista” y crear espectáculo, la hipnosis clínica se centra en un acuerdo tácito con un objetivo de salud.

 

La hipnosis es una técnica, lo que se hace durante el trance hipnótico es lo que marca la diferencia, es cuando se aplica la psicoterapia que el profesional considere más adecuada en función del problema a tratar.

 

Expongo algunos casos tratados con hipnosis para que pueda entenderse mejor su utilidad.

 

  • Una persona se ponía excesivamente nerviosa ante el examen de conducir, hasta el punto de que temblaba tanto que casi le era imposible coger el volante y la sensación de ansiedad era muy elevada, en la última ocasión no pudo hacer el examen por lo que decide pedirme ayuda.

Para estos casos va muy bien que la persona entre en estado hipnótico, este estado mental nos facilita hacer una desensibilización sistemática para que la respuesta de ansiedad se minimice y también hacer  lo que en PNL (programación neurolingüística)  o psicológicamente se dice poner un “ancla”, que es asociar un gesto con un gran refuerzo positivo que primero se ha creado y que el estado hipnótico permite hacerlo con mayor potencia ya que queda instalado de forma muy vivencial en el inconsciente. Después se aconseja un ejercicio de autohipnosis que la persona irá haciendo, lo que refuerza el anclaje enseñado y la sensación positiva. Con todo esto se consigue minimizar los efectos de la ansiedad y el nerviosismo. Luego el aprobar ya dependerá de su habilidad pero seguro que es mucho mayor estando tranquila.

 remolino

  • Otra consulta fue de una persona que tenía que operarse, debido a su enfermedad crónica era la tercera que le hacían en apenas año y medio y desde que lo sabía estaba muy nerviosa y el miedo iba en aumento, no solo temía el entrar en quirófano sino también el postoperatorio ya que la última se complicó un poco. En este caso se hicieron tres sesiones, también se le enseñó un ejercicio de
    autohipnosis para reforzar el tratamiento. El estado hipnótico en sí mismo no es terapéutico, la psicoterapia sería muy similar a la que se hace en una consulta normal, lo que cambia es que el organismo responde mejor a la sugestión en ese estado y por tanto facilita los cambios y llegar mejor al objetivo, está demostrado que a través de la hipnosis no solo se mejora las sensaciones sino que también se favorece la respuesta biológica celular, ayudando en los procesos de cicatrización y regeneración. Es pues una buena técnica complementaria a cualquier tratamiento en una enfermedad crónica.


  • Otro ejemplo, un caso de aprensión muy severa a tomar medicamentos, hasta el punto que cuando tenía que darles algún tratamiento a sus hijos lo pasaba realmente mal, sentía un miedo tan elevado que se quedaba bloqueada, solo pensaba en que les pudiera pasar algo malo si lo tomaban, además últimamente se había extendido a la alimentación, empezó por alguna fruta y poco a poco se iban añadiendo más alimentos a tabla de “peligrosos”, esto fue el detonante que le hizo pedir ayuda. Aquí podríamos decir que tenía instalado un “anclaje negativo”, asociar tomar un tratamiento o ciertos alimentos, con -va a pasar algo malo-, los anclajes negativos funcionan igual, solo que en vez de producir calma y confianza en este caso produce todo lo contrario una gran ansiedad. Aquí se necesitaron más sesiones, tuvimos que ir poco a poco, ya que este anclaje se produjo por una experiencia negativa en el pasado. Al final del tratamiento la alimentación se había normalizado por completo y aceptó que los tratamientos eran para hacer bien. Ella misma pudo hacer tratamiento farmacológico durante un tiempo que fue necesario.

 

Muchos problemas se conciben por una sugestión negativa que creemos con firmeza por lo que el inconsciente responderá de acuerdo a esa creencia, con la hipnosis se trabaja la sugestión positiva, aquella que ayuda a resolver el conflicto.

Es una técnicala mente mira que tiene un gran abanico de aplicación, siempre puedes preguntar e informarte sin compromiso o si te interesa simplemente saber más de este tema, el próximo día 5 de Noviembre a las 18,30 h. haré una charla gratuita para que puedas preguntar cualquier duda que desees aclarar, solo es necesario reservar plaza al telf. 645 979 608.

Veamos nuestra mente con una nueva mirada.

 

Comparte:
  • Print
  • Facebook
  • Twitter
  • email
  • LinkedIn
  • PDF

Comenta