Hipocondría:

HipocondríaLa hipocondría es el temor a tener una enfermedad grave, a partir de la interpretación errónea de sensaciones físicas normales.

 

Todas las personas pueden tener cierto miedo a la enfermedad, pero no están constantemente pensando en ello, no se autoexploran a cada momento y sobre todo no viven con la sensación de estar enfermos.

 

La persona hipocondríaca  vive en una constante preocupación y miedo, lo que le lleva a una conducta de observación y análisis minucioso, incluso obsesivo de sus funciones fisiológicas básicas, haciendo una interpretación personal de que son signos de una enfermedad grave. Interpreta como amenazantes algunas sensaciones que el resto de personas perciben como normales en situaciones determinadas.

 

Todo esto provoca vivir en constante ansiedad e incluso crisis de pánico, buscando siempre opiniones profesionales, necesitando que les hagan múltiples pruebas que aun a pesar de que salen normales, les cuesta creer que es cierto, porque siguen sintiendo que están enfermos.  Se controlan las pulsaciones, la tensión arterial, la temperatura, se autoexploran; incluso varias veces al día. No encuentran consuelo por más visitas que realicen al médico o más pruebas que les hagan, ya que no se creen que no estén enfermos. Necesitan encontrar respuestas a ese malestar que notan, lo que les lleva a crear sus propios argumentos de autodiagnóstico, haciendo una interpretación catastrófica de cualquier signo corporal fisiológico, ya que el estrés en el que viven provoca que esos signos puedan estar algo alterados.

 

Por ejemplo, el miedo provoca palpitaciones, respiración más rápida, sensación de que no entra el aire, contracturas e incluso dolores musculares, espasmos de la musculatura lisa, tics, dolor de cabeza, mareos, vértigos, etc. Todos estos signos son interpretados como enfermedad  y no como una respuesta orgánica “normal” al estado de estrés interno en el que viven.

 

Las personas hipocondríacas tienen una gran capacidad de sugestión, cualquier conocimiento sobre una enfermedad les lleva a sentir que tienen todos los síntomas de la misma. Las enfermedades que creen padecer suelen ser aquellas que implican un elevado grado de gravedad, son crónicas o las que suelen tener como desenlace la muerte. Suelen tener pensamientos catastróficos con imágenes mentales sufriendo la enfermedad.

 

Un error muy frecuente es consultar en internet, esto les provoca una mayor intensidad en sus síntomas, por eso se aconseja que solo consulten a un profesional.

 

Es más frecuente en edad adulta, pero puede aparecer a cualquier edad. Puede haber un ambiente familiar que propicie esta predisposición ya que es frecuente encontrar varios hipocondríacos en la misma familia, o después de una afección dolorosa tras la que permanece el miedo a que pueda repetirse. También se da el papá o la mamá hipocondríaca que vive en constante temor a que su hijo tenga alguna enfermedad.

 

En cualquier caso siempre es conveniente tratarlo cuanto antes mejor, porque suele agravarse en el tiempo. Con una buena terapia llega a desaparecer completamente.

 

Lo que hay que tratar en la hipocondría es el miedo, aprender que genera ese miedo, como gestionarlo y sonrisatransformarlo de manera que no ocasione síntomas físicos. Se requiere que la persona reaprenda a interpretar su signos fisiológicos como algo normal y sano, recuperar la confianza en su organismo y a conocer las respuestas orgánicas al estrés así como a los pensamientos negativos.

Se puede conseguir, vuelve a disfrutar de la vida sintiéndote sano.

Periódicamente realizo talleres sobre este tema, en el que enseño de forma gradual y progresiva a adquirir una nueva percepción del organismo, como ir mejorando y sentir el cuerpo sano. A través de técnicas como control mental, gestión emocional y corporal, relajación-meditación, autohipnosis, etc. vas aprendiendo una nueva consciencia corporal  y herramientas que podrás aplicar desde el primer momento. Inscripción abierta.

Comparte:
  • Print
  • Facebook
  • Twitter
  • email
  • LinkedIn
  • PDF

Comenta