Intersticio: nuevo órgano humano

Intersticio, el nuevo órgano humano más extenso que la piel.

 

¿Qué es el intersticio?

 

Es el espacio intercelular ocupado por una red de compartimentos llenos de fluidos que rodea a las células de todo el organismo.

 

Este tejido estaría debajo de la piel, recubre el tubo digestivo, los pulmones y el sistema urinario, rodea a los vasos sanguíneos y la fascia, una estructura de tejido conectivo que se extiende por todo el cuerpo.

 

Este término ya era conocido, no es que se haya descubierto, lo que ha cambiado es que se le considere un órgano y por tanto su significado.

 

Se considera un órgano a una agrupación de diversos tejidos que forman una unidad estructural encargada de cumplir una función determinada en el seno de un organismo pluricelular.

 

 

¿Cual sería la función de este intersticio?

 

La función de este órgano sería la de cuidar, amortiguar y mejorar el ambiente celular de otros tejidos, facilitando el funcionamiento diario de órganos, músculos y vasos sanguíneos.

 

Además, esta red compartimentada sería como una carretera para los fluidos en movimiento.

 

En 1.966 Pischinger hablaba del sistema básico que se parece bastante a esta descripción, el explica que toda célula como cualquier organismo vivo, respira, come y elimina residuos hacia el espacio exterior, por lo que mantener este espacio cuidado y limpio mejoraría la función celular. También me recuerda a las diátesis de Menetrier en 1932 hablaba de tratar el terreno biológico, base de la oligoterapia.

 

Sería como el mantenimiento de las calles de una ciudad, si no se recogen los residuos, no se vigila la contaminación y se intercalan jardines y zonas verdes para mejorar el ambiente de una ciudad, acabaría siendo inhatitable.

 

¿Para que sirve conocer todo esto?

 

Este intersticio, según dicen los expertos, ayudaría a explicar la aparición de metástasis, el edema, la fibrosis y el funcionamiento mecánico de muchos tejidos y órganos del cuerpo, lo cual no es poco. Porque esto seguro que abre nuevas vías de investigación.

 

En mi caso particular, que siempre busco integrar la parte científica con la otra “paracientífica” de mi profesión, esto me ayuda a poder explicar mejor como actúan algunas de las llamadas “terapias alternativas”.espacio intercelular

 

En diferentes tipos de medicina como la china, homeopatía, terapias neuromoduladoras, y otras terapias manuales siempre se habla de una visión holística de la persona.

 

No reducir la visión a una zona enferma sino tener en cuenta todo el organismo de un ser humano, porque todo él está comunicado siempre, como sabemos a través del sistema nervioso vegetativo y también con ese sistema intersticial.

 

Esto nos explicaría porque se puede tratar un órgano desde la parte más externa e incluso en distintas zonas del cuerpo, con maniobras manuales como la osteopatía visceral, la acupuntura, la tui-na, la terapia neural, etc.

 

También porque funcionan los sistemas de detoxicación y nutrición ortomolecular.

 

Con estas técnicas mejoramos el ambiente celular, facilitamos su limpieza y que se mantenga en condiciones óptimas para el buen funcionamiento.

 

Si funcionan bien las células, se restauran los tejidos y la función orgánica.

 

También creo, que nos explica la importancia de los pensamientos positivos y la inteligencia emocional porque esta energía ocupa también ese espacio intercelular y tanto pueden hacer “un cielo limpio y claro” como “contaminación intoxicante”.

 

Así que bienvenido “nuevo órgano intersticial”, somos ya buenos amigos pues llevamos mucho tiempo trabajando en equipo.

 

Y gracias una vez más a la ciencia que nos ayuda a entender mejor procesos intuitivos, dándoles un nuevo significado.

 

Si queréis saber más sobre el intersticio os dejo este link

https://espanol.medscape.com/verarticulo/5902550

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *